Venta directa sin intermediarios en explotaciones andaluzas

Decreto 163/2016 de 18 de octubre, por el que se regula el régimen administrativo y el sistema de información de venta directa de los productos primarios desde las explotaciones agrarias y forestales a las personas consumidoras finales y establecimientos de comercio al por menor. “

Venta directa de productos primarios desde las explotaciones agrarias y forestales a consumidores finales y establecimientos

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado el día 2 de noviembre de 2016 un nuevo decreto por el que se regula la venta directa de productos primarios desde las explotaciones agrarias y forestales a los consumidores finales y establecimientos.

“Decreto 163/2016, de 18 de octubre, por el que se regula el régimen administrativo y el sistema de información de venta directa de los productos primarios desde las explotaciones agrarias y forestales a las personas consumidoras finales y establecimientos de comercio al por menor. 

Este decreto pretende mejorar la competitividad de pequeños productores andaluces permitiendo la comercialización sin los costes asociados a intermediarios.

Las modalidades de venta vinculadas son la venta insitu, en mercados y en establecimientos de comercio al por menor, siempre que la transacción entre la persona productora y el establecimiento de venta se realice sin intermediarios.

Establece las obligaciones de la persona productora o recolectora en cuanto a garantizar la seguridad e inocuidad y calidad de los productos, así como la comunicación a la Consejería de la intención de venta a través de inscripción en el Sistema de Información de Venta Directa de Productos Primarios de Andalucía (SIVDA). 

Ventajas para los productores:

Ventajas para los consumidores:

Relación comercial más directa y mayor valor obtenido por los productos, sin intermediarios.

Mejora la viabilidad económica de las pequeñas explotaciones, que tienen una gran importancia ambiental y para el mantenimiento de variedades y razas autóctonas.

El Decreto da cobertura legal a los productores que quieran vender de forma directa parte de su producción.

Acceso a productos más frescos y de gran calidad, obtenidos de manera tradicional.

Acceso variedades locales, que no suelen llegar a la gran distribución.

El Decreto exige unas garantías de seguridad alimentaria y calidad.

Fuente: Junta de Andalucía