PSOE y C's acuerdan reducir el impuesto de sucesiones en explotaciones agrarias

  • Categoría: Legislacion
  • 11 Mar 2016
  • 2300 Visitas
  • Fuente: Ideal

Los dos partidos se reunirán con las organizaciones agrarias para fijar porcentaje de la bonificación y cómo aplicarla

PSOE y Ciudadanos llegaron ayer a un acuerdo para rebajar el impuesto de sucesiones y donaciones de las explotaciones agrarias dentro del grupo creado por ambas formaciones políticas en el Parlamento andaluz para el estudio del citado gravamen.

Ninguno de los dos partidos desvelaron cuánta reducción y cómo se aplicará. Lo verán primero con representantes de las organizaciones agrarias Asaja, Coag y UPA, según informaron los dos en sendos comunicados. Además de representantes de PSOE y C's al encuentro acudió el director general de Financiación y Tributos de la Consejería de Hacienda y Administración Pública, Diego Martínez López.

Pese a la puesta en común, cada partido expresó con diferentes matices lo acordado. Ciudadanos, a través del portavoz en la reunión, Carlos Hernández, sostiene que el acuerdo lleva implícito que la rebaja se aplicará este mismo año 2016.

El representante socialista en el encuentro, Jesús María Ruiz, no alude al momento de su aplicación y expresa haber acordado priorizar y abrir «un debate específico para atender la realidad que se da en el campo andaluz y para dar una respuesta a muchos autónomos y empresas del mundo rural, con el objetivo de mejorar la tributación de las pequeñas explotaciones, garantizar su continuidad y favorecer el relevo generacional en un sector que para Andalucía es fundamental».

El portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, informó a preguntas de este periódico que la medida reductora no solo se aplicará a las pequeñas explotaciones, sino a todas en conjunto. Ciudadanos sí coincide con el PSOE en que la rebaja del impuesto lleva como principal objetivo facilitar el relevo generacional en la explotaciones agrarias y afianzar la continuidad del negocio familiar.

Para Ciudadanos se trata de una pequeña victoria arrancada al PSOE, que hasta ahora solo se había mostrado a favor de modular el salto del tope establecido para la exención fiscal para corregir situaciones injustas. Andalucía bonifica a los herederos directos de menos de 175.000 euros, pero quien herede solo mil euros más tiene que cotizar por todo.

Pero Ciudadanos también vence al PP en la pugna con este partido por arrogarse el mérito de reducir un impuesto muy impopular entre las clases medias. El PP ha emprendido una campaña de recogida de firmas para la supresión casi total del impuesto de forma progresiva. El líder del PP-A, Juanma Moreno, fue el primero en suscribir la petición largo tiempo manifestada por organizaciones agrarias como Asaja a favor de suprimir esta carga fiscal en las explotaciones agrícolas.

Tanto PP como Ciudadanos sí están de acuerdo en que Andalucía es la comunidad en la que más se paga por este impuesto, aunque eso no implique que se recaude más. Ciudadanos repartió ayer una tabla comparativa del impuesto en Cataluña, Extremadura, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía para concluir que es en esta en la que se paga más que en el resto.

El PSOE subraya haber acordado con Ciudadanos además la defensa de una armonización del impuesto a nivel estatal «para que la aplicación que hacen las comunidades autónomas no genere inequidades territoriales y sociales, ni competencia fiscal».

Ciudadanos aún no se da por satisfecho y reclama al PSOE atender también los siguientes aspectos: La ampliación del mínimo exento a 350.000 euros; que no se grave un patrimonio ya existente en la liquidación del impuesto; la flexibilización de los requisitos para la transmisión de empresas o negocios familiares; mejorar la fiscalidad de la transmisión de la vivienda habitual; ajustar los coeficientes correctores del cálculo de valor del inmueble; suprimir el concepto del ajuar domestico y reconsiderar los tipos de gravámenes. Todas estas cuestiones han quedado para el debate de futuras reuniones de ambos partidos. C's insiste en que las rebajas deberán aplicarse en 2016.