Insiste en la necesidad de la retirada y arranque de cultivos cercanos a su fin de ciclo para superar la crisis de precios con cargo a los fondos de la OCM

Reunión celebrada en el MAPA
Reunión celebrada en el MAPA

La Organización Agraria solicitó una reunión de forma urgente la pasada semana como consecuencia de la caída generalizada de las cotizaciones. COAG urge, además, a la Consejería de Agricultura para que los técnicos entren en las cámaras frigoríficas de las comercializadoras para comprobar la calidad de las hortalizas y en caso de no cumplir que sean sacadas del mercado.

Andrés Góngora, Secretario Provincial de COAG Almería; Antonio Moreno, Secretario de Organización de COAG Almería; y Eduardo López, Secretario de Organización de COAG Andalucía han participado esta mañana en la reunión convocada por el Ministerio de Agricultura -a petición de COAG- con el sector para abordar la crisis de precios que atraviesa el sector hortofrutícola.

Aunque la reunión se ha centrado en el pepino, la Organización Agraria ha destacado que de forma generalizada las cotizaciones se han hundido en las últimas semanas sin motivo estructural sino situaciones coyunturales por lo que COAG ha insistido durante la reunión en la necesidad de que “las comercializadoras procedan a la retirada de producto y que aquellos agricultores que tengan su cultivo cercano a su fin de ciclo procedan al arranque, en ambos casos con su correspondiente indemnización a cargo de los fondos operativos para gestión de crisis recogidos en la OCM de frutas y hortalizas”, comentan.

La Organización Agraria recuerda a las comercializadoras que a partir del próximo martes, 1 de enero de 2019, se actualizan los cupos de los fondos de la OCM por lo que “no hay excusa alguna para realizar las medidas propuestas por COAG”.

Asimismo, durante el encuentro los representantes de COAG han solicitado al Ministerio de Agricultura a que convoque de forma urgente “en Almería una reunión con el sector donde también estén los responsables de las comercializadoras para abordar de forma inmediata esta situación y dar solución a la problemática a la que están haciendo frente los agricultores. No podemos obviar, según datos del propio MAPA, que el 70% de los pepinos se comercializan en la actualidad a través de OPFH”.

Control a las cámaras frigoríficas

La situación de saturación de producto que se está produciendo debido a las suaves temperaturas hace que las comercializadoras estén “guardando” hortalizas en las cámaras frigoríficas a la espera del repunte de precios. Ante esta circunstancia, COAG urge a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía a que “vigile las cámaras frigoríficas de las comercializadoras. Exigimos que los técnicos de la Junta entren a verificar la calidad de estas hortalizas y si no cumplen que sean sacados del mercado, ya que de lo contrario la situación de crisis se podría ver agravada”.  

Por último, la Organización Agraria anuncia, además, que en próximos días tiene previsto convocar a los agricultores para hacerles llegar la información de las actuaciones llevadas a cabo por parte de COAG para conseguir hacer frente a esta nueva crisis de precios.