COAG y ASAJA hacen un llamamiento a la responsabilidad para evitar la caída de los precios por debajo de los costes

  • Categoría: Generales
  • 25 Sep 2017
  • 181 Visitas

La aplicación de los mecanismos de gestión de crisis garantizan un adecuado equilibrio entre la oferta y la demanda beneficiando a agricultores y consumidores.

Con la llegada del inicio de campaña las Organizaciones Agrarias ASAJA y COAG vuelven a retomar la línea de reivindicación de la pasada campaña para solicitar la realización de una verdadera gestión de crisis antes que se produzca el hundimiento de los precios en origen de cualquiera de nuestras producciones.

En este sentido, ambas Organizaciones de forma conjunta han enviado una carta a las empresas de comercialización para que tengan en cuenta los mecanismos de gestión de crisis que contempla la OCM de frutas y hortalizas. En esta línea, insisten en la necesidad de poner en marcha las actuaciones de gestión de crisis de forma coordinada a través de APROA (Asociación de Organizaciones de Productores de Andalucía) tal y como prevé la norma y así no incurrir en problemas con la normativa de competencia; de esta forma los mecanismos ganan en eficacia ya que se ha demostrado que las actuaciones de gestión de crisis en la pasada campaña, que en su mayor parte consistieron en “distribución gratuita” bien a cargo de las ayudas por el veto ruso o con cargo a las fondos operativos, hecha de forma individual no resultaron eficaces para recuperar los precios en determinados momentos de la campaña.

“Creemos que, a pesar de las deficiencias que los actuales mecanismos de gestión de crisis puedan presentar, es un error seguir actuando como hasta ahora y preferir vender incluso por debajo del precio que se fija para la retirada tal y como se ha estado haciendo estas primeras semanas de campaña”, afirman ambas Organizaciones. En este mes de septiembre hemos comprobado cómo el pepino tipo Almería se ha estado vendiendo a un precio inusualmente bajo para un inicio de campaña.

“Retirar del mercado parte de la producción de forma coordinada, cuando hay una situación de sobre abastecimiento o si los ‘clientes’ no desean nuestro producto a un precio que cubran los costes de producción, es preferible que malvender o ‘regalarlo’ a la distribución de alimentos, ya que somos los agricultores los que padecemos las pérdidas que en un momento como el actual nos hacen mucho daño”, añaden.

Por este motivo, ambas Organizaciones han vuelto a insistir en la necesidad de que nuestras OPFHs actúen, aprobando en sus programas operativos las medidas de gestión de crisis que sean necesarias para salvaguardar y proteger a los agricultores, y por eso se les ha pedido que consulten y acuerden en el seno de sus asociaciones la retirada de producción con destino a distribución gratuita, ya que la OCM así lo permite y además se incluyen gastos como el manipulado o el transporte.

ASAJA y COAG creen que hay que actuar de forma anticipada para abastecer la cadena a unos precios razonables y sostenibles para todos y cada uno de los eslabones. Además, hacen un llamamiento a todos los comerciales de la provincia, intermediarios y distribución de alimentos para trabajar para que los productores reciban unas cotizaciones adecuadas al esfuerzo y a los costes que tiene nuestro sector hortofrutícola.

Las Organizaciones recuerdan que también se contempla como medidas de gestión de crisis la no recolección o cosecha en verde, que en momentos puntuales podrían ayudar a aliviar una situación de crisis de mercado que padecen algunos productos. “También hacemos un llamamiento a la Consejería de Agricultura para que dote de los medios necesarios a las Delegaciones provinciales para que se puedan poner de forma inmediata todos los mecanismos en caso de que fuesen necesarios”, inciden desde ASAJA y COAG Almería.

Por último, desde las Organizaciones Agrarias insisten al Ministerio en la necesidad de mejorar la OCM de frutas y hortalizas en lo que se refiere a los mecanismos de gestión de crisis contando con un presupuesto propio para la gestión del mercado al margen de los programas operativos. Asimismo, se sigue insistiendo en la necesidad de incluir más agricultores en el sistema de OPFH pues “el anuncio realizado por la Consejería para que los agricultores que comercializan en alhóndigas u otros sistemas diferentes a cooperativas no acaba de materializarse y no existen facilidades para que esto se dé”, concluyen.